Categorias de los huracanes

Categorías

Escala Saffir-Simpson

Categoría 1

Fuente: NASA

Vientos entre 118 y 153 Kilómetros por hora 
-Daños mínimos, principalmente a árboles, vegetación y casas móviles o remolques que no estén bien sujetos. 
-Destrucción total o parcial del tendido eléctrico o letreros mal instalados. Marejadas de 1.32 a 1,65 metros sobre lo normal. 
-Daños menores a los muelles y atraques. 

Categoría 2

Fuente: NASA

Vientos entre 154 y 177 Kilómetros por hora 
-Daños considerables a árboles y vegetación. Grandes daños a casas móviles, anuncios y tendido eléctrico expuesto. 
-Destrucción parcial de tejados, puertas y ventanas, pero pocos daños a estructuras y edificios. 
-Marejadas de 1.98 a 2,68 metros sobre lo normal. 
-Carreteras y caminos cerca de las cosas son inundados. 
-Daños considerables a muelles y embarcaderos. Las marinas sufren inundaciones y las embarcaciones menores rompen amarras en áreas abiertas. 
-Evacuación de residentes de terrenos bajos en zonas costeras.  

Categoría 3 (*)

Fuente: NASA

Vientos entre 178 y 209 Kilómetros por hora 
-Amplios daños: grandes árboles derribados, al igual que anuncios y letreros que no están sólidamente instalados. 
-Daños a los tejados de los edificios y también a puertas y ventanas, así como a las estructuras de los edificios pequeños. Casas móviles y caravanas destruidas. 
-Marejadas de 2,97 a 3,96 metros sobre lo normal e inundaciones en extensas áreas de zonas costeras, con amplia destrucción de edificaciones que se encuentren cerca del litoral. 
-Las grandes estructuras cerca de las costas son seriamente dañadas por el embate de las olas y los escombros flotantes. 
-Los terrenos llanos de 1,65 metros o menos sobre el nivel del mar se inundan hasta más de 13 kilómetros tierra adentro. 
-Evacuación de todos los residentes a lo largo de las zonas costeras.  

Categoría 4 (*)

Fuente: NASA

Vientos entre 210 y 250 Kilómetros por hora 
-Daños extremos: árboles y arbustos son arrasados por el viento, y los anuncios y letreros son arrancados o destruidos. 
-Amplios daños en techos, puertas y ventanas. Hundimiento total de techos en viviendas pequeñas. 
-La mayoría de las casas móviles son destruidas o seriamente dañadas. -Marejadas de 4,29 a 5,94 metros sobre lo normal. 
-Los terrenos llanos de 3,30 metros o menos sobre el nivel del mar se ven inundados hasta 10 kilómetros tierra adentro. 
-Evacuación masiva de todos los residentes en un área de unos 500 metros de la costa, y también en terrenos bajos, hasta tres kilómetros tierra adentro.  

Categoría 5 (*)

Fuente: NASA

Vientos de más de 250 Kilómetros por hora 
-Daños catastróficos: árboles y arbustos son totalmente arrasados y arrancados de raíz por el viento. 
-Daños de gran consideración en los techos de los edificios. Los anuncios y letreros son arrancados y arrastrados por el viento. 
-Hundimiento total de techos y paredes de residencias pequeñas. La mayoría de las casas móviles son destruidas o seriamente dañadas. 
-Marejadas de 4,29 a 5,94 metros por encima de lo normal. 
 

En el cuadro semuestra las diferentes etapas por las que atraviesa un sistema ciclónico antes de convertirse en Huracán. Categorías de los huracanes de acuerdo a la Escala Saffir-Simpson. Los identificados con * son los huracanes más peligrosos. 
La escala de huracanes de Saffir-Simpson es una escala que clasifica los huracanes según la intensidad del viento, desarrollada en 1969 por el ingeniero civil Hervert Saffir y el director del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, Bob Simpson.

La escala original fue desarrollada por Saffir mientras pertenecía a una comisión de las Naciones Unidas dedicada al estudio de las construcciones de bajo coste en áreas propensas a sufrir huracanes. En el desarrollo de su estudio, Saffir se percató de que no había una escala apropiada para describir los efectos de los huracanes. Apreciando la utilidad de la escala sismológica de Richter para describir terremotos, inventó una escala de cinco niveles, basada en la velocidad del viento, que describía los posibles daños en edificios. Saffir cedió la escala al Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos; posteriormente Simpson añadiría a la escala los efectos del oleaje e inundaciones. En esta clasificación no son tenidas en cuenta ni la cantidad de precipitación ni la situación en la que inciden, lo que significa que un huracán de categoría 3 que afecte a una gran ciudad puede causar muchos más daños que uno de categoría 5 pero que afecte a una zona despoblada.

 

 

Velocidad del viento

33–42 m/s

119–153 km/h

64–82 kt

74–95 mi/h

Oleaje

1.2–1.5 m

4–5 ft

Presión central

980 hPa

28.94 inHg

Nivel de daños

Sin daños en las estructuras de los edificios. Daños básicamente en casas flotantes no amarradas, arbustos y árboles. Inundaciones en zonas costeras y daños de poco alcance en puertos.

Ejemplos

Huracán Agnes – Huracán Danny – Huracán Ofelia – Huracán Vince

 

Velocidad del viento

43–49 m/s

154–177 km/h

83–95 kt

96–110 mph

Oleaje

1.8–2.4 m

6–8 ft

Presión central

965–979 mbar

28.50–28.91 inHg

Daños potenciales

Daños en tejados y ventanas. Importantes daños en la vegetación, casas móviles, etc. Inundaciones en puertos así como ruptura de pequeños amarres., puertas

Ejemplos

Hurricane Bob – Huracán Bonnie – Huracán Frances – Huracán Juan

 

Velocidad del viento

50–58 m/s

178–209 km/h

96–113 kt

111–130 mph

Oleaje

2.7–3.7 m

9–12 ft

Presión central

945–964 mbar

27.91–28.47 inHg

Daños potenciales

Daños estructurales en edificios pequeños. Destrucción de casas móviles. Las inundaciones destruyen edificaciones pequeñas en zonas costeras y objetos a la deriva pueden causar daños en edificios mayores. Posibilidad de inundaciones tierra adentro.

Ejemplos

Huracán Fran – Huracán Isidore – Huracán Jeanne

 

Velocidad del viento

59–69 m/s

210–249 km/h

114–135 kt

131–155 mph

Oleaje

4.0–5.5 m

13–18 ft

Presión central

920–944 mbar

27.17–27.88 inHg

Daños potenciales

Daños generalizados en estructuras protectoras, desplome de tejados en edificios pequeños. Alta erosión de bancales y playas. Inundaciones en terrenos interiores.

Ejemplos

Huracán Charley – Huracán Hugo – Huracán Pauline – Huracán Katrina

 

Velocidad del viento

≥70 m/s

≥250 km/h

≥136 kt

≥156 mph

Oleaje

≥5.5 m

≥19 ft

Presión central

<920 mbar

<27.17 inHg

Daños potenciales

Destrucción de tejados completa en algunos edificios. Las inundaciones pueden llegar a las plantas bajas de los edificios cercanos a la costa. Puede ser requerida la evacuación masiva de áreas residenciales.

Ejemplos

Huracán Andrés – Huracán Camilo – Huracán Mitch – Huracán Gilbert

NOTAS: La velocidad del viento está tomada como la media de un minuto. Los valores de la presión central son aproximados. La intensidad de los huracanes en los ejemplos es tomada en el momento de impacto con la costa, no en su momento de máxima intensidad (si es que era mayor en mar abierto).

La escala Saffir-Simpson define y clasifica la categoría de un huracán en función de la velocidad de los vientos del mismo. La categoría 1 es la menos intensa (vientos de 119 a 153 km/h); la categoría 5 es la más intensa (vientos mayores que 250 km/h). La categoría de un huracán no está relacionada necesariamente con los daños que ocasiona. Los huracanes categorías 1 ó 2 pueden causar efectos severos dependiendo de los fenómenos atmosféricos que interactúen con ellos, el tipo de región afectada y la velocidad de desplazamiento del huracán. Los huracanes de categoría 3,4, ó 5 son considerados como severos.

La fuerza de los vientos huracanados puede extenderse hacia afuera de su centro alrededor de 40 kilómetros, si es un huracán pequeño y más de 240 kilómetros si es grande, alcanzando en ciertas ocasiones, hasta 500 kilómetros.

El huracán puede cambiar rápidamente de forma, tamaño, intensidad, velocidad de traslación y dirección de desplazamiento. 
La velocidad y la trayectoria de un huracán dependen de complejas interacciones entre la atmósfera y el mar. Típicamente un huracán se desplaza a una velocidad de 24 a 32 kilómetros por hora.

Como regla general el lado derecho del huracán (relativo a la dirección de su desplazamiento) es la parte más peligrosa del mismo, debido a que a su velocidad se le suma la velocidad de la corriente de viento en el cual éste se está desplazando. El incremento de la velocidad del viento en el lado derecho del sistema aumenta la marejada de tormenta en aquellas áreas costeras de poca pendiente.

About these ads
de equipomininos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s